• Alternate Text
  • Cargando

2024-06-13 17:00:59

Rigoberto Marulanda, hijo de “Tirofijo”: Pedimos que se cumpla el acuerdo de paz existente

Los anuncios ayudan a financiar nuestro proyecto. El dinero restante aquí lo donamos a causas benéficas.

Por Mario Baos |

Yotoco (Colombia) (EFE).- Rigoberto Marulanda, uno de los hijos del fundador de la desmovilizada guerrilla de las FARC, Pedro Antonio Marín, alias Manuel Marulanda Vélez o “Tirofijo”, dice que apoya la paz total del presidente colombiano, Gustavo Petro, pero le recuerda al Gobierno que ya existe un acuerdo que se debe cumplir.

“Nosotros respaldamos a Petro y esperamos que esto llegue a buen trasegar (final), pero también pedimos que el Gobierno cumpla con lo pactado anteriormente, pues la garantía de un buen proceso somos nosotros”, afirma en una entrevista con EFE en las montañas de Yotoco, en el departamento del Valle del Cauca (suroeste).

Rigo Marulanda, como figura en su cuenta de Twitter, es uno de los 13.000 exguerrilleros de las FARC que se acogieron al acuerdo de paz firmado en noviembre de 2016 y ahora lidera la asociación “Café Maru”.

En esta cooperativa, situada cerca del Espacio Territorial de Capacitación y Reincorporación (ETCR) Mariana Páez, en Mesetas, un pueblo del departamento del Meta (centro), 7 hombres y 12 mujeres, entre víctimas y excombatientes, tienen más de 30 hectáreas de café, pero por esas paradojas de la vida las amenazas de disidentes de las FARC lo obligaron a desplazarse al Valle del Cauca provisionalmente.

Las distintas caras del conflicto

A sus 38 años, este hombre de solo 1,33 metros ya ha conocido las múltiples caras del conflicto armado, primero como guerrillero, luego como desmovilizado y ahora como amenazado por las disidencias, de las que espera, al igual que de otros grupos armados, como el Ejército de Liberación Nacional (ELN), que “pronto se unan a los anhelos de paz que tienen los territorios”.

“Ellos (los disidentes) tomaron una decisión que yo respeto, cada uno piensa diferente y yo respeto eso, aunque la invitación es a que sigamos el camino de la paz, el camino que debemos construir entre todos para construir un país mejor”, puntualiza.

Rigoberto Marulanda es visto durante una entrevista con EFE, el 3 de mayo de 2023, en Yotoco, Valle del Cauca (Colombia). EFE/Ernesto Guzmán
Rigoberto Marulanda es visto durante una entrevista con EFE, en Yotoco, Valle del Cauca (Colombia). EFE/Ernesto Guzmán

A pesar de que su padre, fallecido hace 15 años, fue el fundador de las FARC, Rigo Marulanda es un exguerrillero más, de los muchos que se aferran a sus emprendimientos y cooperativas con los que buscan reconciliarse con el país.

“Ya son cinco años de la desmovilización, pero la implementación del acuerdo no ha avanzado mucho, solo en cosas muy mínimas. Esperamos que ahora con los nuevos procesos, esto se vea más rápido”, insiste.

Disparos por semillas

Al ser uno de los hijos menores de “Tirofijo”, Rigo fue uno de los pocos testigos de su muerte, ocurrida el 26 de marzo de 2008, se ha convertido en un personaje que resulta, como mínimo, llamativo para los curiosos.

“Muchos me abordan, porque uno viene de una procedencia y saben que soy el hijo de ‘Manuel Marulanda’. A veces piden fotos, yo respondo con cariño ante quienes quieren acogerme y preguntar por historias”, cuenta.

Pero en su vida también se ha encontrado con la otra cara de la moneda. “También hay quienes hacen caras feas o dicen: ‘por aquí anda ese fulano’, pero yo no los ignoro y estoy dispuesto a escucharlos. Aquí ya hay un proceso, creemos en la paz y en el café”, insiste.

Buscando nueva tierra

Paradójicamente, “Café Maru” no pasa por su mejor momento. El pasado 15 de marzo los disidentes que operan en el Meta hicieron desplazar a sus antiguos compañeros del ETCR donde estaban establecidos, dejando atrás sus cultivos y otros proyectos.

Rigoberto Marulanda habla durante una entrevista con EFE, el 3 de mayo de 2023, en Yotoco, Valle del Cauca (Colombia). EFE/Ernesto Guzmán
Rigoberto Marulanda habla durante una entrevista con EFE, en Yotoco, Valle del Cauca (Colombia). EFE/Ernesto Guzmán

Más de 200 familias de desmovilizados, entre ellas 86 mujeres y 80 niños, abandonaron esa zona por las amenazas de muerte. Muchos de ellos son considerados como “traidores a la revolución” por los disidentes, que están entre los grupos que coquetean con el proyecto de paz total de Petro.

“Estamos en una situación complicada, aún no hemos podido solucionar el tema de la tierra, la mayoría de proyectos se pararon. No hay garantías, pero le seguimos y seguiremos apostando a la paz desde donde nos toque estar”, concluye el exguerrillero.


Te invitamos a leer otras noticias


EE.UU. restringe la entrada a cinco funcionarios cubanos por las protestas de 2021

El Gobierno de Estados Unidos anunció este jueves que tomó medidas para imponer restricciones a los visados de cinco funcionarios cubanos no identificados por su vinculación con los juicios y el en...

Biden, interrumpido por una activista en la ceremonia de la Cumbre de las Américas

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, fue interrumpido este miércoles por una activista al iniciar su discurso en la ceremonia inaugural de la IX Cumbre de las Américas, que se celebra hasta...

El Gobierno español guarda silencio sobre la victoria de Javier Milei en Argentina