• Alternate Text
  • Cargando

2024-06-15 00:36:26

PSOE y PP se enzarzan por el ataque de Abascal a Sánchez:”El pueblo querrá colgarlo de los pies”

Los anuncios ayudan a financiar nuestro proyecto. El dinero restante aquí lo donamos a causas benéficas.

Madrid (EFE).- Varios ministros socialistas del Gobierno y el PSOE han arremetido esta noche contra el PP y su presidente, Alberto Núñez Feijóo, por unas declaraciones del presidente de Vox, Santiago Abascal, en Argentina en las que afirma que habrá un momento en el que el pueblo querrá colgar por los pies a Pedro Sánchez.

El PP ha replicado que no comparte las declaraciones de Abascal y ha advertido de que se trata de un “intento de victimización del PSOE” en una “polémica artificialmente ampliada”.

“Colgarlo por los pies”

Las numerosas reacciones del Gobierno y el PSOE se refieren a una entrevista publicada este domingo en el diario argentino Clarín en la que Abascal afirma, en alusión a Pedro Sánchez, que “habrá un momento dado que el pueblo querrá colgarlo de los pies”.

“Pedro Sánchez no es astuto y hábil como la gente piensa -dice Abascal-. Un político que no tiene escrúpulos, que no tiene principios, tiene una ventaja competitiva sobre los políticos honrados y que tienen escrúpulos porque nos ponemos límites. Yo tengo unos límites morales”.

El líder de Vox añade a Clarín: “Yo tengo unos principios. No puedo venderlos. Sánchez no tiene ninguno. Puede pisar las leyes, puede hacer cualquier cosa, puede poner en riesgo la unidad nacional. Eso le da una ventaja competitiva. Habrá un momento dado que el pueblo querrá que querrá colgarlo de los pies”.

Las preguntas de los ministros

María Jesús Montero, vicepresidenta y ministra de Hacienda, ha replicado en X: “Estas declaraciones son indignas. Estamos ante una grave incitación al odio y algún día lamentaremos un daño irreparable. ¿Feijóo tiene algo que decir? ¿No es suficiente para echarlos de los gobiernos que comparten? Exigimos condena inmediata”.

Pilar Alegría, portavoz y ministra de Educación, ha afirmado que “la violencia es lo contrario de la democracia” y “un demócrata sólo puede condenar semejante barbaridad”.

“El PP estaba dispuesto a hacer vicepresidente a Abascal. Feijóo no puede ponerse de perfil. Esperamos su condena sin excusas. El silencio es complicidad”, ha añadido.

Diana Morant, ministra de Ciencia, ha escrito: “Sr. Feijoo, este es su socio de gobierno en Comunidades Autónomas y Ayuntamientos. ¿Se siente representado? ¿No le preocupan la violencia y amenazas del Sr. Abascal?”

Santos Cerdán, secretario de organización del PSOE, también ha comentado: “Sr. Núñez Feijóo ¿le parece bien esto que dice su socio de ultraderecha? Con el que gobierna en CC.AA y Ayuntamientos, el que votó sí a su investidura fake”.

“Cada día que pasa sin condenar estas barbaridades es una losa más que le inhabilita para gobernar”, ha añadido Cerdán.

Los acuerdos con Vox

Fuentes del PSOE se han preguntado si “comparte Feijóo las palabras de su socio” y si “va a romper los acuerdos que mantiene en CC.AA y ayuntamientos con el partido neofascista Vox”.

“Si el PP no rompe los acuerdos con los neofascistas de Vox, será cómplice. Son dos preguntas sencillas. Esperamos respuesta urgente ante la gravedad de las declaraciones”, han añadido las fuentes.

Patxi López, portavoz del grupo socialista en el Congreso, también ha publicado en X: “Va a la toma de posesión de Milei, se junta con Orban y vomita amenazas contra el presidente del Gobierno. Es el retrato de un totalitario que ha cruzado todos los límites. La cuestión es: ¿Qué opina Núñez Feijóo de que su principal socio quiera ver muerto al presidente del Gobierno?¿Piensa hacer algo o todo le vale?”.

La postura del PP

A esta catarata de reacciones, el PP ha replicado de inmediato “ante el intento de victimización del PSOE por las declaraciones del presidente de VOX y su intento por implicar al PP, de manera burda, en una polémica artificialmente ampliada”.

El PP recuerda que se puede hacer oposición al PSOE sin darle “aliento mediático a Pedro Sánchez” y que por tanto no comparten las declaraciones de Santiago Abascal.

En opinión del Partido Popular, el PSOE pretende tapar con supuestas reuniones y mesas de diálogo, pero también “con presuntas ofensas al otro lado del charco, dos cuestiones”.

Una es que “el martes se vota la toma en consideración de la ley de amnistía en el Congreso (la primera de la Legislatura y, por tanto, la más urgente e importante para España a juicio de Pedro Sánchez)”.

Y la otra es “que hace una semana un diplomático salvadoreño hacia de árbitro en las relaciones entre España y una de sus CCAA con la connivencia del presidente del Gobierno”.

“No ayudaremos al PSOE a distraer la atención de los españoles. Esta semana el protagonismo no está en lo que dice Vox sino en lo que hacen los socialistas en el Congreso”, han subrayado fuentes del PP, que han concluido: “De lo que diga Vox hablará el PSOE. De lo que haga el PSOE hablaremos nosotros”.

Una condena insuficiente

La contestación del PP fue replicada después por el PSOE, que añadió que decir que no se “comparten” unas declaraciones “como las del líder del partido neofascista Vox es a todas luces insuficiente”.

Fuentes del PSOE exigieron al Partido Popular la condena “explícita y contundente” de unas declaraciones “que llaman a la violencia y son intolerables en democracia”.

Y reclamaron a Núñez Feijóo, “principal arquitecto de los pactos de los neofascistas españoles con el PP”, que condene las declaraciones y rompa sus pactos con un partido político “que día tras día se sitúa en los márgenes de la democracia”.


Te invitamos a leer otras noticias


Se intensifican los operativos contra la invasión al carril exclusivo de Metroplús en Medellín, esta vez con 115 motos inmovilizadas

  • En el procedimiento de las últimas horas, en las comunas 3 – Manrique y 4 – Aranjuez, se realizaron 154 comparendos.
  • Estas acciones buscan desincentivar estas prácticas...

Varsovia dice que en grandes áreas de España «ya no hay ni un católico»

El Supremo de EE.UU. bloquea temporalmente la restricción al acceso a la píldora